Basilisco

Se trata de lagartos similares a las iguanas, pero de aspecto más ágil y esbelto, y en general, de proporciones más reducidas. Se diferencian además por tener una o dos crestas normalmente una sobre la cabeza u otra, de mayor tamaño, sobre el dorso (podiendo llegar hasta una cuarta parte de su cola). Su alimentación también es más ecléctica, consumiendo gran variedad de alimentos.


Los basiliscos tienen la notable habilidad de ser capaces de caminar sobre la superficie del agua. Sus patas posteriores están provistas de unos lóbulos dérmicos que funcionan como aletas, los cuales aumentan la superficie de apoyo sobre el agua. Estos son enrollados cuando el animal camina por tierra. Si el animal afronta el peligro, comienza a correr muy rápidamente sobre la superficie de un río o un lago, entonces las aletas de sus pies traseros se abren permitiendo aumentar su superficie de apoyo y así correr sobre el agua. Sin embargo, al decrecer su velocidad, el basilisco se hunde y tiene que nadar del modo normal de cualquier otro lagarto.

Esta habilidad le ha dado en algunas regiones el sobrenombre de "lagarto Jesucristo" o "lagarto de Jesucristo", recordando el pasaje bíblico de Mateo Mateo 14:22-34. Sobre el agua, el basilisco puede correr a una velocidad de 1,5 metros por segundo por aproximadamente 4,5 metros antes de hundirse, tras lo cual comienza a nadar.

Basilisco común (Basiliscus basiliscus)


Basilisco de cabeza roja (Basiliscus galeritus)

Basilisco comun.jpg
Tumblr lm68a0Ce5y1qdub01o1 500.jpg


Basilisco verde (Basiliscus plumifrons)

Basilisco1.jpg

Basilisco marron.jpg

Basilisco marrón (Basiliscus vittatus)

Esta página utiliza contenido de Wikipedia (ver autores) con licencia Creative Commons. Smallwikipedialogo.png


El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.